La crisis económica es global y por supuesto afecta a las Instituciones de Microfinanzas (IMFs).

Es difícil ofrecer una visión global de la situación puesto que cada país o región tiene sus propias características pero en general podemos afirmar que en los países en desarrollo, el sector de las microfinanzas se ve afectado en varios frentes:

Con todo ello, las IMFs deben hacer frente a sus obligaciones hacia los inversores y deben atender una demanda de microcréditos que aumenta. Más que nunca el microcrédito puede ser una solución para las   personas afectadas por la crisis,  nuevos pobres,  sin  trabajo o migrantes retornados.

La supervivencia de las IMFs va a depender de varios parámetros:

Las IMFs deberán seguir atendiendo a los más desfavorecidos y no endurecer las condiciones de acceso al crédito. Las personas pobres son las que menos culpa tienen en esta crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.