El microemprendedor que inicia una actividad económica ha de enfrentarse a una serie de dificultades e imprevistos.  Negociaciones con el banco, solicitud de crédito o microcrédito, tramites con la administración, comprensión de las clausulas de un contrato , …  :  son muchos los asuntos que deben resolverse.

Aunque lo habitual es que el microempresario acuda a una gestoría administrativa donde se le ofrece unos buenos servicios, es imprescindible que cuente con unos conocimientos básicos que le permitan:

No solamente el microemprendedor debe tener unos buenos conocimientos de la actividad principal de su negocio, sino que támbien debe desenvolverse con las tareas empresariales más habituales: productos financieros, flujos de caja, técnicas de venta, contabilidad básica, marketing, procesos de negociación, búsqueda de información por Internet, etc….

En España, las administraciones públicas locales, provinciales, autonómicas, .. ofrecen programas de formación empresarial sencillos que son de mucha ayuda para las personas que desean iniciar una actividad de autoempleo. Los futuros microempresarios deben asistir a ellos para asegurar su éxito.

Una formación básica es necesaria para empezar un negocio con buen pie y evitar contratiempos.

enlace al glosario trilingüe español, inglés, francés:  microempresa, microfinanzas, economía familiar y otros temas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.