La Ley de Prevención de Riesgos Laborales, LPRL, establece el marco en el que se ha de garantizar la seguridad y salud de los trabajadores de la empresa.

Ante todo conviene saber que esta ley no es de aplicación para el trabajador autónomo, a menos que:

Si se cumple alguno de estos casos, el emprendedor debe realizar unas actuaciones necesarias que resultan algo costosas y engorrosas para adecuar su empresa a los requisitos exigidos por la ley.

¿Qué puede hacer?

Para ello existe en la web una ayuda ofrecida por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Se trata de un servicio de asesoramiento a la microempresa en materia de seguridad y salud laboral, denominado Prevención10.es.

El programa Prevencion10.es, consiste en una herramienta on-line denominada Evalua-T que permite al empresario realizar la evaluación de riesgos, la planificación de las actividades preventivas y el seguimiento de su ejecución.

La herramienta es gratuita y está pensada para las empresas con menos de 10 empleados.

Es importante recordar la necesidad que tienen las pequeñas empresas de cumplir la LPRL, ya que el incumplimiento da lugar a responsabilidades administrativas, penales o civiles por los daños y perjuicios que puedan derivarse de dicho incumplimiento.

 

 

 

 

 


 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.