Solamente nos acordamos de la importancia de contar con una copia de seguridad de nuestros datos cuando nos enteramos de algún ataque masivo de malware, tal como el producido  recientemente por el virus «wanna cry».

La sola idea de perder nuestros documentos de trabajo, fotos, música, vídeos, .. nos aterra y sin embargo no solemos tener un método muy formal para protegerlos contra cualquier evento que suponga una perdida total o parcial de ellos. Quizás solo tengamos algunos documentos y fotos guardados hace meses en Google Drive o en unos pendrives.

Sin embargo son muchas las causas que pueden hacer desaparecer los datos: un borrado fortuito de ficheros, unos fallos de hardware o de software, un ataque de malware, el robo del ordenador, incluso un incendio o una inundación.

Las copias de seguridad (o backup)

Existen en el mercado buenos productos de software para realizar copias de seguridad, algunos incluso se ofrecen gratuitamente.

Otra posibilidad es utilizar windows (10; 8.1). Resulta fácil configurar la realización de estas copias de respaldo y tenerlas siempre actualizadas.

Solo se ha de establecer qué datos queremos copiar y dónde guardarlos.

I.- Qué datos guardar

Debemos distinguir entre los datos del sistema operativo, las aplicaciones y los datos propios del usuario.

1.- Si queremos tener una copia completa de nuestro ordenador para caso de desastre total (fallo irrecuperable), se debe realizar una « imagen del sistema » y crear un disco (CD o pendrive) de recuperación. El disco de recuperación permite arrancar el ordenador y con la «imagen» se restaura toda la información.

Con Windows, estas tareas son muy fáciles de ejecutar: basta ir a panel de control / sistema y seguridad / copias de seguridad. Se ha de indicar con que frecuencia se desea que el sistema actualice la « imagen » con la que podremos restaurar nuestro ordenador en caso de necesidad.

Se debe tener en cuenta que este tipo de copia solo sirve para restaurar la información en bloque y no sirve para restaurar carpetas o ficheros de forma individual.

2.- Para tener una copia de seguridad de nuestros datos de usuario de manera a poder recuperarlos individualmente  (carpetas o ficheros), debemos lanzar la opción de backup: «Historial de archivos» .

Windows realiza la copia de seguridad de las carpetas que indica el usuario y las actualiza de forma incremental con la frecuencia elegida en la configuración de la copia ( desde cada 10 minuto hasta una vez al día). En el proceso de recuperación, el sistema muestra las distintas versiones del fichero a recuperar para que el usario elija cual reponer. 

II.- Soportes donde guardar los datos

Existen varias opciones:

¿Qué tipo de soporte elegir?

Windows 10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.