« Back to Glossary Index

La UE recomienda que los consumidores europeos que no disponen de una cuenta de pago puedan abrir y utilizar una cuenta de pago básica, independientemente de su situación financiera y de su lugar de residencia en la Unión Europea. Los servicios de pago propuestos deben permitir como mínimo: efectuar todas las operaciones necesarias para la apertura, utilización y cierre de una cuenta de pago: depositar y retirar dinero en efectivo, realizar operaciones de pago por transferencia de fondos, incluido mediante una tarjeta de pago.

Enlaces:

« Back to Glossary Index

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.