regla de las tres erres (3 R)

20180615_191826
« Back to Glossary Index
Categories: Medioambiente

Regla cuyo objetivo es cuidar el mediambiente limitando el volumen de los residuos generados por nuestra sociedad basada en el consumo.

Las tres erres corresponden a las tres obligaciones que han de cumplir tanto las empresas como los ciudadanos:

REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR

Se trata de reducir el volumen de residuos generados tanto por las empresas como por los ciudadanos

Empresas

En el proceso de fabricación, las empresas han de seguir las normativas en vigor sobre residuos y contar con políticas de prevención y gestión de residuos que consisten en :

  • Prevención
  • Reutilización
  • Reciclaje
  • Eliminación

El envasado o embalaje del producto final tendrá que cumplir normas de sostenibilidad (matrial utilizado, reciclaje, ecodiseño).

Ciudadanos

REDUCIR

En la realización de sus compras, los ciudadanos han de tener en cuenta si los tipos de embalajes responden a criterios favorables al medioambiente: material biodegradable, reutilizable o reciclable.

Además siempre es preferible comprar sin embalaje cuando exista esta opción.

ejemplos:

  • comprar alimentos a granel en lugar de productos envasados
  • beber el agua del grifo o filtrada en lugar de agua embotellada.

REUTILIZAR

Evitar tirar objetos, ropa, comida si podemos darle un nuevo uso.

ejemplos:

  • ensanchar o reducir trajes, pantalones, vestidos, ..
  • usar camisetas viejas como trapos de limpieza
  • gestionar correctamente el contenido del frigorífico y evitar tirar alimentos
  • aderezar restos de comida: hacer croquetas o ensaladas con restos de pollo o de pescado o mermeladas con frutas muy maduras, …
  • usar el aceite usado para engrasar bisagras, proteger los muebles de madera del jardín o fabricar velas.
  • utilizar las bolsas de plásticos varias veces o llevar su propia bolsa
  • reparar objetos
  • donar ropa, muebles, juguetes, etc a entidades sin animo de lucro.
  • vender en plataformas de segunda mano
  • ….

RECICLAR

Reciclar significa aprovechar los materiales de los objetos para poder utilizarlos en el proceso de fabricación de otros.

El primer paso es el que han de dar los ciudadanos que han de separar los residuos y depositarles en los contenedores específicos: Azul para papel/cartón, Verde para vidrio, Amarillo para envases, plásticos, latas y brics, Naranja para aceites vegetales usados, Marrón para residuos orgánicos compostables y Gris para el resto no compostable y no reutilizable.

Una vez separados, los residuos depositados en los contenedores azul, verde, amarillo, naranja y marrón han de ser tratados por la empresa responsable del Sistema Integrado de Gestión de Residuos (SIG).

Es decir por ejemplo que se va a volver a fabricar vidrio con el contenido del contenedor verde, y papel con el contenido del contenedor azul.

Se composta el contenido del contenedor marrón y el contenido del contenedor gris se lleva a vertederos controlados o a plantas incineradoras.

El aceite doméstico depositado en el contenedor naranja se utiliza para obtener biodiesel.

Siempre que no existan recogidas específicas en la ciudad, los ciudadanos han de llevar a los puntos limpios muebles, electrodomésticos, aparatos electrónicos, escombros, restos de pintura y aceites minerales, bombillas y fluorescentes, cartuchos de tinta y tóner, CDs y DVDs, pilas y baterías, entre otros.

Enlaces relacionados:

« Back to Glossary Index
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *