El emprendedor social

Características del emprendedor social y ejemplos.

Un  emprendedor “normal” es una persona que pone en marcha una empresa para realizar una actividad económica que satisface una demanda de la sociedad y a cambio genera unos beneficios. El emprendedor tiene una misión, un plan, unos objetivos y una estrategia de actuación para lograr sus propósitos.

Un emprendedor “social” hace exactamente lo mismo pero con unas exigencias adicionales:

  • su misión es la de cubrir una necesidad  de las personas más desfavorecidas
  • la actividad desarrollada debe producir  un impacto positivo en la sociedad
  • la idea de negocio debe poder ser replicada y así alcanzar a un gran número de usuarios
  • la política empresarial debe estar basada  en principios de sostenibilidad financiera, ambiental y en la  perdurabilidad.
  • el producto o servicio ofertado  debe ser innovador y aprovechar las facilidades que dan las nuevas tecnologías y el conocimiento.

Es importante no confundir el emprendimiento social con la responsabilidad social corporativa (RSC).

La RSC no es la misión principal de una empresa,  y a menudo sólo corresponde a un lavado de imagen o una estrategia de marketing que se realiza para satisfacer la demanda de unos clientes actualmente muy sensibles ante actuaciones empresariales impropias.

La empresa creada no es una ONG o una ONL (Organización No Lucrativa):  estas organizaciones llevan a cabo acciones sociales que suelen depender de ayudas, subvenciones o donativos y del voluntariado, lo cual no asegura la perdurabilidad ni la sostenibilidad financiera de los proyectos. No obstante el rol de las ongs puede ser determinante para impulsar y financiar la creación y la promoción de los emprendimientos sociales.

La empresa puede adoptar la figura de cooperativa o de cualquier otra forma jurídica siempre que no reparta dividendos y que los beneficios se reinviertan en mejorar o ampliar la actividad.

Ejemplos de emprendimientos sociales

En primer lugar, es obligatorio nombrar a Muhammad Yunus como creador del Grameen Bank y del concepto de microcrédito para los más pobres:  un sistema que se ha extendido por todo el mundo y que cuenta actualmente con millones de “clientes” que pueden mejorar su vida gracias a esta oportunidad.

Muchas otras personas han puesto en marcha iniciativas con el único fin  de aportar un producto o un servicio que sea de utilidad y resuelva problemas de la “base de la pirámide”,  es decir, de la parte más pobre de la población:

  • arquitectos que han ideado tipos de viviendas de precio sumamente asequible para sustituir chabolas en barrios pobres en grandes urbes.
  • ingenieros y técnicos que han ideado aparatos que aprovechan la energía solar para generar electricidad o por ejemplo fabricar hornos para cocinar y así sustituir el uso de sistemas poco eficientes por otros limpios y baratos.
  • empresas que ofrecen sistemas de depuración de agua o sistemas de irrigación muy sencillos.
  • servicios de banca móvil que permiten el acceso a productos financieros a través del teléfono,  tales como el micro-ahorro,  el micro-crédito,  las transferencias, operaciones que anteriormente era imposible realizar de forma rápida y segura.
  • fabricación de ordenadores y terminales muy baratos para acceder  a Internet
  • sistemas de tele-diagnóstico que permiten que los médicos puedan atender a personas que viven en poblados aislados.
  • portales online de formación / educación
  • etc …

Los emprendedores sociales son personas que identifican  unas necesidades y ponen toda su energía en encontrar  las soluciones más adecuadas y útiles. Contribuyen a cambiar el mundo y algunos les llaman “los nuevos héroes”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *