cancelación (productos financieros)

« Back to Glossary Index
Tags: banca

Cancelar un producto financiero no siempre es sencillo y depende del tipo de «producto» que se quiera dejar de utilizar. Ante todo es conveniente leer las cláusulas del contrato del producto contratado.

Cuenta de ahorros (a la vista)

Cancelar una cuenta de ahorros a la vista es sencillo y solamente se debe tener en cuenta la existencia de domiciliaciones de recibos y nóminas antes de proceder a su cierre. En caso de existir domiciliaciones vigentes se pueden dar dos casos:

  • El cliente de la entidad bancaria quiere cerrar una cuenta pero tiene otra abierta en la misma entidad con la que quiere seguir operando: en este caso se ha de comunicar a las entidades emisoras de los recibos ( compañías eléctricas, agua, tarjetas de crédito, .. y nóminas, pensiones, subvenciones, .. ) así como a la entidad bancaria, el cambio de la cuenta donde domiciliar los recibos.
  • El cliente de la entidad bancaria quiere cerrar una cuenta y cambiar de entidad: en este caso se ha de comunicar tanto a las compañías emisoras de los recibos el cambio de la cuenta donde cargar/abonar los recibos pero se ha de esperar unos días antes de efectuar la cancelación de la cuenta para que los recibos ya emitidos por las compañías no sean devueltos el día de su cobro/abono.

Una vez resuelto el tema de las domiciliaciones, para cancelar la cuenta se han de comprobar si se presentan las siguientes situaciones:

  • La cuenta presenta un descubierto: para poder cancelarla se tiene que ingresar la cantidad debida así como las comisiones de descubierto establecidas por la entidad bancaria.
  • Si la cuenta tiene un saldo remanente, el cliente debe recuperar el saldo, bien recuperando el dinero en efectivo o a través de una transferencia para que la cuenta se pueda cancele con un saldo cero. Estas cancelaciones no generan comisiones y en algunas entidades se pueden realizar online. La entidad ha de emitir un documento de cancelación de la cuenta.

No se debe dejar una cuenta con saldo cero sin cancelarla: el banco va a seguir realizando cargos por comisiones de gestión o mantenimiento, lo cual producirá una serie de descubiertos que el banco reclamará al cliente.

Cuenta de ahorros a plazo fijo

Para cancelar una cuenta, o depósito a plazo fijo, es necesario esperar el día del vencimiento del plazo para poder reintegrar el saldo. En caso contrario el titular de la cuenta tendrá que pagar una penalización establecida en el contrato.

Cuenta de préstamos (créditos personales)

Una cuenta de préstamo queda cancelada automáticamente cuando el cliente ha reembolsado todas las cuotas establecidas. Si el préstamo va asociado a un seguro de protección de pago del préstamo el cliente debe comprobar que también ha sido cancelado dicho seguro.

Existe la posibilidad de realizar amortizaciones parciales de un préstamo. Cuando se realiza una aportación extraordinaria se puede elegir entre dos opciones: adelantar la fecha de vencimiento manteniendo la misma cuota o bien disminuir el importe de las cuotas y mantener la fecha del vencimiento final. Algunas entidades no cobran comisiones en estas operaciones aunque conviene leer las cláusulas del contrato existente sobre este tema. Si lo que se pretende es cancelar la totalidad del préstamo con antelación a la fecha de vencimiento acordada, es muy probable que la entidad cobre una comisión por cancelación anticipada.

En caso de tener varios préstamos en la misma entidad existe la posibilidad de reunificar las distintas deudas en un solo préstamo.

Cuenta de préstamos (hipotecas)

Cuando el titular del préstamo hipotecario ha terminado de pagar las cuotas, su deuda con el banco queda extinguida. A continuación se ha de realizar algunas gestiones para «levantar la hipoteca» y obtener la escritura del inmueble «libre de la carga hipotecaria»

Estos son los pasos a seguir en España:

  • Solicitar al banco el documento que certifique que la deuda está saldada.
  • Con este documento ir al notario que otorgará una nueva escritura del inmueble «libre de hipoteca».
  • A continuación pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados.
  • Finalmente llevar la escritura al registro de la propiedad para su «registro».

Estas gestiones se pueden realizar personalmente o encargar a una gestoría.

Cuenta de valores

Si el cliente tiene una cartera de valores en una entidad financiera es posible traspasarla a otro «broker» de su elección para su gestión. La entidad financiera cobra entonces una comisión cuyo importe se encuentra actualmente regulada por la CNMV.

Fondos de inversiones

El cliente titular de unas participaciones en un fondo de inversiones puede decidir venderlas o bien traspasarlas a otro fondo de su elección que no tiene que pertenecer a la misma entidad gestora. Esta última operación no tiene consecuencias fiscales al no tratarse de una venta de participaciones. Las comisiones generadas por este tipo de operación han de ser tenidas en cuenta.

Fondos de pensiones

Un fondo de pensiones no se puede rescatar antes de la fecha de jubilación (o algunas otras circunstancias) pero si se puede traspasar del mismo modo que para los fondos de inversiones.

Productos híbridos

Un producto híbrido o estructurado es el resultado de una combinación de activos. El producto final ofrece al comprador una rentabilidad fija sobre parte de la inversión y otra volátil que pueda depender de un indice financiero o de la rentabilidad de un activo durante un periodo dado. Poder rescatar esta inversión antes de su vencimiento no suele estar permitida y solo se podría intentar solicitar un préstamo aportando como garantía el producto híbrido dado.

Enlaces:

« Back to Glossary Index
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *