Huella plástica

La-isla-plastica-del-Pacifico

(imagen: ethic.es)

Hoy en día casi todos los ciudadanos somos conscientes de la contaminación de tierras, ríos y mares causada por multitudes de residuos plásticos.

Volúmenes mundiales

«La producción total de plástico en 2015 alcanzó las 380 millones de toneladas. Hasta la actualidad se han fabricado unos 8,3 mil millones de toneladas de plástico desde que su producción empezase sobre 1950. China y Estados Unidos son los principales productores mundiales de plásticos. » (fuente: greenpeace.org).

Casi la mitad del plástico producido se utiliza para empaquetar, embalar o envasar, siendo de un solo uso.

A esta contaminación «plástica» se suma la del CO2, el gas de efecto invernadero producido durante el proceso de elaboración del plástico que se obtiene a partir de los combustibles fósiles (carbón, gas, petróleo).

Tiempos de descomposición (o degradación) y reciclaje

En la naturaleza, algunos objetos de plásticos pueden tardar 500 años o más en descomponerse.

Son varios los tipos de plástico y no todos son reciclables:

  • PET (tereftalato de polietileno) – transparente (ej: botellas de agua) – reciclable
  • PEAD o HDPE (polietileno de alta densidad) plásticos duros y resistentes (ej: envases productos de limpieza) – reciclable
  • PVC (policloruro de vinilo) muy resistente (ej: material de construcción) – muy contaminante y difícil de reciclar.
  • LDPE o PEBD (polietileno de baja densidad): elástico, transparente (ej: bolsas de plásticos, papel film) – reciclable
  • PP (polipropileno) aislante y muy resistente (construcción) – reciclable
  • PS (poliestireno) muy resistente – (tapas de envases, recipientes ) – reciclaje costoso

(fuente datos: fundación aquae )

El tratamiento de los residuos plásticos es un verdadero problema a nivel mundial.

Algunos países asiáticos son los mayores contaminantes por plásticos de ríos y océanos.

En Europa existe un sistema de recogida de plásticos para su reciclaje pero no todos los países obtienen los mismos resultados (en España el 70% de los plásticos no se recicla y acaba en la naturaleza y vertederos.

Tampoco todo lo que se deposita en los contenedores amarillos se recicla: es imposible obtener datos fiables de las empresas de reciclaje, pero es probable que un 50% o más del contenido de los contenedores amarillos no se recicle y acabe en vertederos, incinerados o exportado a países en vía de desarrollo, teniendo cualquiera de estas tres opciones unas consecuencias nocivas par el medioambiente.

¿Qué se puede hacer?

Tanto para empresas como para particulares se ha de aplicar la regla de las 3 R: Reducir, Reutilizar, Reciclar.

Empresas:

  • limitar al máximo el empleo de plásticos
  • sustituir el plástico por material reciclable, sostenible (que no dañe el medio ambiente). Hay que tener en cuenta que los bioplásticos también contaminan si no se compostan de forma correcta.
  • el mejor envase de plástico es el que no existe

Existe actualmente una metodología para medir la huella plástica de la empresa (enlace).

Particulares

  • preferir productos sin envasar (a granel)
  • no comprar si posible alimentos envasados en plástico
  • comprar en mercados o supermercados responsables con el medio ambiente (ver: ranking de Greenpeace en España)
  • evitar comprar bolsas de plástico (supermercado). Usar bolsas reutilizables
  • usar botella de agua rellenable
  • reutilizar los recipientes de plásticos para guardar cosas en casa
  • separar la basura y llevar los plásticos a los contenedores amarillos para su tratamiento (aunque no todo se recicla).

Normativas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *