¿Qué es el hidrógeno verde?

vehiculos de hidrogeno

fuente imagen

El hidrógeno (H2) es un gas inodoro, incoloro e inflamable que hasta ahora se utiliza principalmente en las industrias químicas (obtención de amoniaco, ácido clorhídrico,..) y petroquimicas (refinerías).

Si se combina el hidrógeno con el oxigeno del aire, se produce una reacción exotérmica que produce agua y no emite dióxido de carbono (CO2). Con el calor obtenido se puede generar electricidad.

El hidrógeno se puede usar como combustible en un motor de explosión pero se obtienen mejores resultados cuando se almacena el gas a presión en unas “pilas de combustible”, unas pilas capaces de generar la electricidad suficiente para propulsar vehículos. La generalización de este tipo de vehículo, sustituyendo a los de motores de gasolina o diesel, derivados del petróleo, conseguiría hacer disminuir las emisiones de dióxido de carbono de forma considerable. El transporte es responsable de más del 30% de las emisiones de CO2 en la UE (2016), de las cuales el 72% proviene del transporte por carretera. El CO2 es el gas de efecto invernadero que más contribuye al calentamiento global del planeta.

Procedimientos para obtener el hidrógeno

Existen varios métodos para conseguir hidrógeno: a partir de los hidrocarburos, del carbón o del agua.

  • A partir del metano CH4 y otros hidrocarburos: existen varias técnicas que permiten disociar las moléculas para obtener los elementos hidrógeno y carbono. La reacción produce dióxido de carbono. A menos de capturar el CO2 emitido, no se puede considerar el hidrógeno obtenido como “verde”.
  • A partir del carbón: por un proceso de gasificación, quemando el carbón a muy elevadas temperaturas. Durante el proceso de combustión se liberan gases que dan lugar por un lado a hidrógeno (H2) y por otro a metano (CH4), monóxido de carbono (CO) y dióxido de carbono (CO2). En este caso tampoco se puede hablar de hidrógeno verde a menos que se capturen de forma eficaz los gases de efecto invernadero emitidos (CH4 y CO2).
  • A partir del agua: disociar la molécula de agua (H2O) por electrolisis permite separar el hidrógeno del oxigeno pero para ello se necesita una aportación importante de energía. Para conseguir un hidrógeno “verde” hace falta pues usar una fuente de energía renovable (solar, eólica, geotérmica, ..). La capacidad de producción de las energías renovables todavía no es suficiente para conseguir grandes volúmenes de hidrógeno. Sin embargo existen ya varias iniciativas que consisten en aprovechar las energías renovables que se producen y no se utilizan cuando no existe demanda. El hidrógeno obtenido se almacena en unas “pilas de combustible” y estas pilas pueden generar electricidad limpia tanto para su uso en el sector de la automoción como para solucionar el problema de las interrupciones de suministro de electricidad de las renovables por falta de sol o de viento.

Actualmente los vehículos de hidrógeno tienen unos precios muy elevados y son pocas las estaciones donde repostar el combustible, sin embargo tienen un futuro muy prometedor al producir cero emisiones de gases de efecto invernadero y cero contaminantes.

Leer más:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

2 respuestas

  1. No me queda ninguna duda de que se puede consumir la energía necesaria exigida en el nivel de vida actual y, a la vez, causar el mínimo impacto en el medioambiente.

    La ciencia tiene el conocimiento, los medios y la capacidad suficiente para llevarlo a cabo con éxito.

    Prueba de ello es el brillante desarrollo que acaba de exponerse en este artículo.

    Lo que me lleva a preguntarme otra cuestión fundamental.

    Si un artículo tan elocuente, debidamente documentado, y con un desarrollo tan lógico y coherente, lo ha expuesto una ciudadana, que, preocupada por el medioambiente, busca respuestas en la ciencia actual, las encuentra, las expone y acierta, ¿como es que aquellos de quienes parte el conocimiento y la capacidad, así como los medios necesarios no hacen nada aún?
    Esto me hace pensar.
    A otro ciudadano que está expuesto a los graves riesgos del exceso de consumo de energía fósil.

    ¿Por que quienes tienen las herramientas para poder hacer un “cambio” no lo han hecho ya?
    ¿Cuantas voces más tendrán que “levantarse” para que se nos escuche y no solo se nos “castigue” por contaminar?

    Me temo que el “cambio” debe empezar antes por los motivos.
    Si la ciencia estuviese “al servicio de la humanidad”, ya hace muchos años que habríamos dejado de contaminar y de auto destruirnos poco a poco.

    Pero las acciones, más bien confirman esta gran verdad de un dicho muy antiguo:
    “Vi todo eso y me puse a reflexionar en todas las actividades que se han realizado bajo el sol durante todo el tiempo que el hombre ha dominado al hombre para su propio mal.” (Salomón).

    Ciertamente, no queremos aprender. Pero, visto lo visto, tampoco podemos justificarnos.

  2. Gracias por apoyar este articulo y defender el uso de las energías limpias no contaminantes.
    Los científicos nunca se han escuchado (Copérnico, Galileo) y aún menos si auguran un futuro desastroso y van en contra de los intereses de las oligarquias existentes.
    Hace ya casi 50 años que los científicos alertan sobre la limitación de los recursos del planeta Tierra y sobre el efecto invernadero producido por los gases emitidos durante la quema de los combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón).
    Ahora las consecuencias del cambio climático se están observando día tras día: derretimiento de los polos y de los glaciares, eventos climatológicos extremos, subida del nivel del mar, desertificación, etc. Los gobiernos empiezan a reaccionar, aunque no todos, y a adoptar medidas para evitar que el calentamiento global siga disparándose y para mitigar sus consecuencias ya inevitables. Ojalá se den prisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *